Parques infantiles, mobiliario urbano y vallas para parques

Afamour anuncia un crecimiento histórico de las exportaciones españolas de mobiliario urbano y parques infantiles

Afamour anuncia un crecimiento histórico de las exportaciones españolas de mobiliario urbano y parques infantiles

08 / 01 / 2014

 

Los productos más demandados son los parques infantiles, los parques saludables y los pavimentos de caucho.

Las exportaciones españolas de mobiliario urbano y parques infantiles han crecido cerca de un 13% en los ocho primeros meses de 2013, según estimaciones de Afamour, la Asociación Española de Fabricantes de Mobiliario Urbano y Parques Infantiles.

Ese incremento se eleva llamativamente en el caso de algunas empresas que han comenzado a exportar relativamente hace poco tiempo; este es el caso por ejemplo de la firma Entorno Urbano. Esta empresa reconoce que en 2013 sus ventas internacionales han crecido un 500%. “Tenemos que tener en cuenta que partimos de una tasa de exportación muy baja, y hoy ya nuestras ventas al exterior suponen un 15% de la facturación total de la empresa”, explica Vahid Bagheri, Export Manager de Entorno Urbano.

Algunas firmas del sector incluso han creado filiales en el exterior. Este es el caso, por ejemplo, de Mobipark, que se estableció en Panamá en 2012 con empresa propia con el objetivo de contrarrestar el descenso en su facturación nacional. “En general, el resultado está siendo positivo”, según Patricia Zahn responsable del departamento de exportación. Esta empresa ha incrementado su facturación a un 10% del total en países del Magreb, “consolidando la marca Mobipark como fabricantes”, y en los países vecinos Francia y Portugal, sus clientes tradicionales, las ventas han registrado un incremento durante 2013 del 90%. Su cuota de exportación se sitúa en este momento en el 35% de su facturación.

En 2013 las ventas al exterior de mobiliario infantil español se han incrementado un 25% respecto a las ventas en el mercado nacional. La cuota de exportación de las empresas se sitúa entre un 20 y un 40% actualmente. “El mercado exterior se ha duplicado o triplicado en términos absolutos; hay que tener en cuenta que el mercado nacional ha caído más de un 60% y que en el tema de la internacionalización en este sector partíamos de valores muy bajos”, explica el presidente de Afamour, Javier Yoller.

Los productos españoles más demandados son los juegos infantiles, los suelos de seguridad y los circuitos biosaludables. Francia es el principal destino de las exportaciones españolas; Portugal es otro cliente tradicional, y Alemania, Italia, Bélgica y resto de Europa también comienzan a despuntar entre los destinos de nuestras exportaciones, al igual que países latinoamericanos como Colombia, Panamá, Perú y Chile. “Si hablamos de destinos, es destacable el importante aumento de las exportaciones españolas de parques infantiles a Marruecos y países árabes”, puntualiza Javier Yoller, presidente de Afamour y director de la empresa Yor.

En opinión de Empar Reig, export manager de Serma, “en general, los países del Magreb y Latinoamérica son puntos interesantes para los exportadores españoles”. En 2013, las ventas internacionales de esta empresa se han centrado en Europa, y “hemos realizado también ventas puntuales en Marruecos y Argelia”.

Según declaraciones del presidente de Afamour, “los positivos resultados de las exportaciones de parques infantiles reflejan el importantísimo esfuerzo que están realizando los fabricantes del sector para incrementar su presencia internacional, y que son conscientes de que en estos momentos es la única vía de subsistencia. Están creciendo las ventas de empresas españolas en los mercados internacionales y también la base de empresas exportadoras en el sector”.
En este sentido, recuerdo la labor que desde hace años realiza Afamour en apoyo a la internacionalización de las empresas del sector, con distintas acciones.

Según Afamour, el atributo diferencial más valorado de los parques infantiles españoles es “sus elevados estándares de calidad, seguridad y diseño, a un precio muy competitivo. Además, al ser empresas pequeñas somos más flexibles y nos adecuamos a las necesidades del cliente”, matiza Javier Yoller.